monitoramento Ir direto para menu de acessibilidade.
Página de inicio > Investigación y Desarrollo
Início do conteúdo da página

Investigación y desarrollo de nuevas tecnologías

Publicado: Lunes, 29 Febrero 2016 21:26 | Última actualización: Lunes, 25 Julio 2016 22:34

El Ministerio de la Salud trata como prioridad la inversión en nuevas tecnologías que contribuyan para la investigación del virus Zika.  El órgano está en constante contacto con instituciones nacionales e internacionales de investigación y no ahorrará recursos para que sea posible desvendar la actuación del virus y combatir, de forma efectiva, su alcance. Entre las encuestas en marcha están estudios para diagnósticos de las enfermedades trasmitidas por el mosquito, vacunas, tratamientos para Zika, nuevas formas de combatir el Aedes aegypti, entre otras iniciativas.
Conozca las principales iniciativas en desarrollo en Brasil:

Vacuna contra Zika

El día 11 de febrero, el Ministerio de la Salud anunció el primer acuerdo internacional para el desarrollo de la vacuna contra el virus Zika. La investigación la realizará conjuntamente el Instituto Evandro Chagas (IEC), vinculado al Ministerio de la Salud, y la Universidad de Texas Medical Branch, de los Estados Unidos. Para eso, el gobierno brasileño invertirá R$ 10 millones en el proyecto.
En el primer año, se harán ensayos preclínicos, simultáneamente, en Brasil y en los EE. UU. En Galveston, se realizarán pruebas en ratas y, en Belém, en monos. El testeo simultáneo dará más celeridad al proceso, posibilitando que ya en el segundo año se inicien los ensayos clínicos.
El acuerdo prevé la institución de un Comité de Coordinación que se reunirá, por lo menos, dos veces al año para analizar el progreso y los resultados alcanzados en el ámbito de la cooperación. Está prevista también la participación de otros organismos de salud internacional, como la Organización Mundial de Salud (OMS). El IEC es el Laboratorio de Referencia Nacional para Arbovirus y Centro Colaborador de OPAS/OMS para Referencia e Investigación en Arbovirus. La Universidad texana es Centro Colaborador de la OMS para Investigación en Vacunas, Evaluación y Entrenamiento de Enfermedades Infecciosas Emergentes.

Vacuna contra dengue

El día 22 de febrero, el ministro de la Salud, Marcelo Castro, firmó contrato con el Instituto Butantan para financiación de la tercera y última etapa de la investigación clínica para la vacuna de la dengue. En esa etapa, la vacuna será puesta a prueba en 17 mil voluntarios de 13 ciudades, en las cinco regiones de Brasil, durante un año.
El Ministerio de la Salud invertirá R$ 100 millones en los próximos dos años para el desarrollo del estudio. En total, la previsión es una inversión del gobierno federal es de R$ 300 millones. Además de los recursos del Ministerio de la Salud, se están analizando otros R$ 100 millones del Ministerio de la Ciencia, Tecnología e Innovación, por medio de un contrato de la FINEP (Financiadora de Estudios y Proyectos), y R$ 100 millones del Banco Nacional del Desarrollo (BNDES). El Instituto Butantan estima tener la vacuna contra la dengue disponible en 2018.
A la vacuna de la dengue se la está desarrollando en conjunto con el Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos (NIH) y continuará para el desarrollo de la vacuna contra el Zika, pudiendo resultar en el desarrollo de una vacuna pentavalente.

Desarrollo de tratamientos para Zika

El Ministerio de la Salud también firmó contrato con el Instituto Butantan para el desarrollo de tratamientos contra Zika: sueros y anticuerpos monoclonales. Se invertirán R$ 8,5 millones en el proyecto.

Control de microcefalia relacionada al virus Zika

El Ministerio de la Salud, el gobierno de Paraíba y el Centro de Control y prevención de Enfermedades Trasmisibles (CDC) de los Estados Unidos iniciaron, en febrero, estudio de caso de control de microcefalia relacionada al virus Zika en Brasil. El objetivo de la investigación es estimar la proporción de recién nacidos con microcefalia asociada al Zika, además del riesgo de la infección por el virus. Para el estudio, se están realizando reuniones con autoridades locales y estudios de campo con entrevistas y recolección de muestras de sangre para exámenes complementarios de Zika y otras enfermedades como citomegalovirus y toxoplasmosis.

Detección de Zika en las bolsas de sangre

El Ministerio de la Salud incluirá el virus Zika en el test NAT realizado en las bolsas de sangre en todo el país. Ese test ya identifica los virus HIV, hepatitis B y hepatitis C para control y seguridad de la sangre en los hemocentros nacionales. La producción del test NAT con la inclusión del virus Zika lo hará el Laboratorio Biomanguinhos de Fiocruz, en Río de Janeiro, que ya detiene la plataforma NAT en el país. En este proceso, se deben recoger y analizar cerca de 300 muestras de sangre con el virus.
La previsión es que el test esté disponible en los laboratorios de la red pública de salud hasta el final de este año. La acción contará con el apoyo de los Estados Unidos para dar celeridad en los procesos de registro y la expectativa es que Brasil se vuelva un centro de referencia para validación de los ensayos o tests moleculares que tienen el virus Zika como objetivo. La celeridad de los procesos de registro quedarán a cargo de la alianza firmada entre Anvisa y FDA, agencia reguladora de los EE. UU.  

Entrenamiento a los países del Mercosur para test de Zika

El Ministerio de la Salud le ofreció a los países del Mercosur y asociados entrenamiento para la realización en laboratorio de tests para detección del virus Zika. La capacitación la harán los institutos nacionales de Brasil por medio del examen PCR (Polymerase Chain Reaction). El objetivo es reforzar la capacidad de vigilancia epidemiológica de la región, acompañando el comportamiento del virus y proponiendo acciones necesarias para la protección de la población. En el mes de enero, técnicos de Paraguay, Perú, Uruguay y Ecuador recibieron entrenamiento del Instituto Evandro Chagas (IEC).

Prueba 3 en 1 (Zika, Dengue y chikungunya)

El Ministerio de la Salud va a adquirir 500 mil tests nacionales de biología molecular para la realización de diagnóstico de zika, chikungunya y dengue en 2015. La nueva tecnología, en producción por la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), permitirá el diagnóstico simultáneo para los casos sospechosos de lças tres enfermedades trasmitidas por el mosquito Aedes aegypti durante la manifestación de los síntomas clínicos de estas infecciones. Los tests serán distribuidos a los Laboratorios Nacionales de Salud Pública (LACENs). Además del suministro de insumos, Fiocruz también entrenará a los profesionales y dará asistencia técnica permanente, garantizando las condiciones necesarias para la ejecución de las diferentes etapas del test molecular.

Eliminar la Dengue: Desafío Brasil

Desde 2014, la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), en conjunto con el Ministerio de la Salud, desarrolla el proyecto “Eliminar la Dengue: Desafío Brasil” que propone el uso de una bacteria naturalmente encontrada en el medio ambiente, incluso en el mosquillo llamado Wolbachia. Cuando presente en el Aedes aegypti, la bacteria es capaz de impedir la trasmisión de la dengue y chikungunya por el mosquito. Ya se realizaron estudios para saber sobre su impacto en la trasmisión del virus Zika. La iniciativa, sin fines de lucro, es un abordaje innovador para reducir la trasmisión del virus de la dengue por el mosquito de forma natural y autosustentable. La investigación es inédita en Brasil y en América Latina. El estudio ya se realizó, con éxito, en Australia, Vietnam e Indonesia – donde no existen relatos de aumento de los casos de microcefalia.
El Ministerio de la Salud también acompaña otras iniciativas, como el uso de mosquitos genéticamente modificados, uso de malla impregnada de insecticida en puertas y ventanas, sistema de detección de epidemias, entre otras acciones. 

 

Fim do conteúdo da página